domingo, 29 de marzo de 2009

Netsquizofrenia

Mi cerebro empieza a procesar todo en cuantums de 140 caracteres, a pensar en ideas y tareas en términos de nubes y widgets, a agendar asuntos con la lógica de entradas secuenciales en un blog, a pensar en mis amistades como avatares y a prescindir del teléfono por considerarlo un aparto arcaico y poco estimulante.

Y es que sean sinceros, ¿a poco no hay amistades a las que recuerdan más por su avatar en alguna red social o mensajero que por su cara en la vida real?

Estoy seguro que para los tecnófilos y geeks esa es una realidad y lo será aún más en el futuro. Las próximas generaciones interactuarán más con aparatos y pantallas de video que con seres humanos. Ni bueno, ni malo, simplemente así será. Hay un ejército de futurólogos, sociólogos, mercadólogos, psicólogos y pensadores, que están tratando de entender hacia a donde nos movemos como sociedad, pero en especial entender cuales son y serán nuestros comportamientos de consumo y de como pueden aprovecharse de ellos, influirlos y modificarlos. De hacer bien su tarea depende la supervivencia de muchas empresas e inclusive industrias completas.

Nos estamos haciendo tan dependientes de la tecnología, que ahora es más fácil mover y manipular a grandes masas. En el pasado se requería gran liderazgo, poder de oratoria, deidades, sacerdotes, guerras, tortura y/o amenazas para lograr convencer o coercionar a grupos humanos a que se alinearan en determinada dirección. Hoy eso se logra en tiempo record. El mismo video es visto por millones de personas en el mundo. Si salta una noticia espectacular, hay miles de personas que se enteran por sus contactos, antes de que muchos medios, otrora todopoderosos puedan consignar la noticia. Del mismo modo surgen los engaños masivos que le dan la vuelta al mundo como tsumami y unas cuantas horas después regresan como resaca al ser desmentidas y dejando daños entre los crédulos iniciales.

Nuestra capacidad para filtrar y analizar la información esta siendo rebasada y reaccionamos como peces en cardumen, como ave en parvada, como borregos en rebaño. Y peor aún ni siquiera somos conscientes de la manipulación en muchas ocasiones.

¿No han notado que ahora consumen lo que antes odiaban?

¿No han notado que opinan ahora lo que antes jamás pensaron decir?

¿No han notado que ya no saben si son ustedes o alguno de sus personajes el que habla?

 


Netsquizofrenia, es el término que acuñé para el fenómeno de la fragmentación de la personalidad en la red, en multiples personalidades que surgen y se adormecen dinámicamente dependiendo del interlocutor o grupo con el que estemos interactuando, de su lengua nativa, giros idiomáticos, edad y nacionalidad. No somos los mismos hablando en nuestro idioma nativo que en otros, e inclusive los insultos nos suenan inocuos en una lengua extranjera. ¿No es verdad, che?

 

8 comentarios:

Pablo Castel dijo...

Bastante interesante, mi estimado.

Aunque es relativo, también. Hasta hace un par de meses la red ocupaba toda mi atención y la interacción humana cara a cara no exigía tanto mi atención. Ahora, sin embargo, lo hace.

Cada vez lidio más con personas fuera de la red y, debo decir, es realmente desgastante.

Sin embargo es parte del diario vivir. Creo que en el futuro, si bien habrá más gente usando pc's para comunicarse o tecnología, la interacción cara a cara seguirá siendo necesaria, aunque sea en menor medida.

ontobelli dijo...

En realidad la entrada tiene mucho de ficción, pero en el pasado nacías y te morías en un clan donde tenias un rol y solo un rol, había estabilidad toda la vida. Hace 50 años tenias varios círculos: la familia, vecinos, escuela, trabajo, iglesia, etc. En cada uno tenias roles. Pero hoy ademas de los tradicionales te das cuenta que en Internet perteneces a 20 comunidades con gente de diferentes países, de grupos de diferente naturaleza. La complejidad de las interacciones se ha incrementado, son superficiales pero mas complejas y variadas. Hoy vivimos en un contexto multicultural.

Pablo Castel dijo...

Por cierto que aprovecho para reinstalar twitter en firefox... realmente me he desconectado ya de muchas cosas en la red, con excepción del facebook y alguna que otra comunidad.

Extraño mis tiempos de geek avezado. Ahora soy más humano, pero bueh, qué se le hará.

=) Ficción?

La realidad es más espeluznante y electrizante que la ficción.

ontobelli dijo...

Yo creo que la mayoría tenemos un uso estacional del Internet. Por estacional me refiero a que depende de la época del año. O también de la novedad de alguna red que usamos hasta que nos aburre y cambiamos a otra. En cualquier momento los blogs pasan de moda. La tendencia es y será al audio/video. Escribir es lento y requiere más esfuerzo que hablar. Curiosamente después de miles de años de escritura regresaremos a la tradición oral.

NTQVCA dijo...

Pues puede tener mucho de ficción, pero ahora para encontrar a alguien, saber que hace, basta con googlearlo para ver que esta pasando.
En ultimos meses me la pase conectada a la computadora, por trabajo y por ganas, ahora me cuesta trabajo convivir con gente todo el día, mal no?

Mr. Ñets dijo...

Qué onda, Onto.

Te comparto un artículo que te puede interesar.
Saludos

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/extimidad/intimidad/elpepisoc/20090324elpepisoc_1/Tes

p.d. Viva la Ñetsquizofrenia =)

ontobelli dijo...

NTQVCA

Por ficción me refería a que exageré el argumento, no proceso todo pensando que son mensajes de Twitter de 140 caracteres. Pero de que cada vez interaccionamos más porcentaje le día con humanos virtualmente eso es un hecho. Y tiene sus ventajas. Es más fácil cerrar una ventana o borrar a un contacto, que resolver conflictos en la vida real con nuestros vecinos y amigos.

Mr. Ñets

Interesante.

"¿Alguien me presta unas lumbares que no duelan?". XD

ontobelli-8 dijo...

"Hoy vivimos en un contexto multicultural."

Yo diría que matricial. Depende de contexto y del grupo, el numero de dimensiones ha crecido.

¡Dejame salir mas seguido!

Publicar un comentario