martes, 24 de marzo de 2009

La verborrea femenina

¿No les ha pasado que los marean las mujeres con las que están porque no les para la boca y se pueden pasar el día completo diciendo incoherencias?

Pues la ciencia ha comprobado que eso es más que una percepción de los hombres.

Las mujeres hablan casi tres veces más. Una mujer en promedio pronuncia 20 mil palabras por día, aunque yo casi podría jurar que las caribeñas lo superan por mucho. Mientras que los hombres pronuncian 7 mil en promedio y me parecen demasiadas. Claro que para que eso sea factible y les rinda el día para parlotear tienen que hablar más rápido que los hombres. Así es que las mujeres utilizan el mayor porcentaje de su cerebro para la verborrea improductiva. Y luego se sorprenden que les pagan menos. Si se paga por resultados, no por parlotear.

Seguramente ya varias féminas están descalificando lo que les he comentado, pero dejenme decirles que eso lo publica una mujer, la psiquiatrra inglesa Luan Brizendine. Así qué ahora. ¿Qué pero le ponen a la información?

Por si algún hombre iluso cree que eso es algo que puede modificar, sepan que eso es tanto como pedirle a un heroinomano dejar la heroína que se supone que es una de las adicciones más poderosas que existen. Y no es exageración, de hecho explica Luan que conversar le produce a las mujeres un bienestar similar al que produce el consumo de heroína.

Las diferencias cerebrales entre hombre y mujer son genéticas y estructurales e inician a manifestarse en la matriz como consecuencia de la acción de las hormonas. No son sólo culturales como quieren hacernos creer los que defienden la igualdad.

Fuente: Dailymail

 

21 comentarios:

NTQVCA dijo...

No tengo nada que decir.

Ontobelli کτγℓع dijo...

jajaja

Pelo dijo...

Cada vez me siento menos mujer :(

Yo hablo poco.

ontobelli dijo...

Pues puede haber causas hormonales o de quimica cerebral. Habria que descartarlas.

Yo entiendo el articulo como que son las hormonas las que inducen un comportamiento, si estan ausentes o en desequilibrio, entonces el comportamiento esperado varia.

Ademas de que ese sea el comportamiento tipico no implica que todas las mujeres tengan que ser parlanchinas. Tambien influye el temperamento, la personsalidad y la cultura. Las puertorriqueñas, venezolas y cubanas por ejemplo no cierran la boca nunca es parte de su ideosincracia y cultura.

Cabrón Insensible dijo...

NTQVCA respondió inteligentemente, yo iba a decir que la prueba fehaciente de esto era que ibas a encontrar comentarios larguísimos replicando a este post, por parte de mujeres evidentemente...

ontobelli dijo...

No. Cuando se saben descubiertas, disimulan. Lo que menos iban hacer aqui era soltar un rollo. XD

NTQVCA dijo...

Ja!

La Diabla dijo...

ya sabia

Pelo dijo...

La verdad sí sospecho que tengo algún desajuste hormonal o como se llame.

Aunque, bueno, tampoco es que me preocupe.

Ontobelli کτγℓع dijo...

La Diabla

Era un secreto a voces. XD

Pelo

Pues revisate cuando tengas oportunidad. El problema supongo que es facil de solucionar con reemplazo hormonal. Pero si lo dejas avanzar te va a salir bigote y barba. XD

Las hormonas se fabrican con aminoacidos y si no comes suficientes proteinas, te estas autodestruyendo al impedir que tu cuerpo se autorrepare.

Esa posicion de no comer animales yo creo que puede ser la causa.

Lau dijo...

por lo visto mi esposo no es el único que se queja de esto... en fin me gusto mucho tu blog
saludos desde cancun
ejem y no soy caribeña jeje

ontobelli dijo...

Lau

Gracias.

Yo creo que depende del momento, no siempre esta uno con disposición y tiempo para escuchar. Que quieran interrumpir a mitad de una película para platicar algo que pueden decir cuando termine no lo entiendo y es molesto.

Saludos y bienvenida.

Lau dijo...

jajaja si, a mi tambien me molesta mucho que hablen en medio de una pelicula :)

Tumeromole dijo...

Con razón dicen luego que uno no las escucha. Y pues cómo, si lo importante lo empiezan a decir después de 15 mil palabras: nos agarran cansados, mejor dicho.

Rosana Poe dijo...

20,000 y 7,000 suena mucho, pero si te fijas, son 12 y 4 cuartillas respectivamente. No se me hace tanto. Nada más una conversación con el chofer de un taxi, así, leve, fácil se lleva dos o tres cuartillas. Y uno claro que sigue hablando fuera del taxi.

Ontobelli کτγℓع dijo...

Tumeromole

¡Exacto!

No es que tengan la razón, es que uno inteligentemente prefiere decirles que la tienen para que no sigan hablando. XD

Rosana Poe

¡12 cuartillas es todo un discurso!

Ya quisieran los escritores escribir al ritmo de 12 cuartillas diarias.

Yo creo que ni los prolíficos Asimov y Verne lograron ese promedio.

Rosana Poe dijo...

Pero escribir es otra cosa...

Fíjate en cuánto tiempo lees el contenido de doce cuartillas. Ni en una hora. Y todavía te quedan como 16 horas en un día normal.

Bueno, da igual. El chiste es que me parece que suena a más de lo que en realidad es.

Rosana Poe dijo...

¡Momento! ¡Dividí como si fueran caracteres! Qué tarada. 20 mil palabras es muchíiisimo.

ontobelli dijo...

Pues si en el estudio dicen que tienen que hablar más rápido para que les alcance el tiempo y que usan un gran porcentaje del cerebro solo en eso. Pues si yo creo que es mucho.

Habría que ver en cuanto tiempo se pueden decir 20 mil palabras, pero a una por segundo son 333 minutos sin parar. Más de 5 horas y media de güiri-güiri. Quitale 8 de trabajo, 8 de sueño. Y te quedan solo 2 para hacer otras cosas. Incluidos transportes, comer, bañarte, sexo, etc.

Rosana Poe dijo...

¿Te

imaginas

una

mujer

que

hable

a

palabra

por

segundo

durante

cinco

horas?

Y que luego en el sexo, el trabajo, la cena, el baño, el transporte, etcétera, se quede muda?

Jajaja, ¡qué espanto!

Pero los hombres también exageran. Mi chavo, hay días en que a las 10 de la mañana, o sea, tres horas después de despertarse, no ha dicho más que 'Hi'. ¡Y no porque a mí no me pare la lengua!! Al revés, eso me ha hecho hablar cada vez menos. Créeme que el silencio puede llegar a ser una tortura.

Ontobelli کτγℓع dijo...

Pues hay distintas formas de verlo, yo creo que es cuestión de momentos.

Hay ratos para hablar y ratos en que el silencio es maravilloso.

Publicar un comentario