viernes, 11 de julio de 2008

La importancia de los enemigos

El mejor amigo que podemos tener, es: un buen enemigo.

Porque siempre nos motivará a superarnos.


 

12 comentarios:

Srta. Pelo dijo...

¿Existen los buenos enemigos y los amlos amigos? No lo creo

Ontobelli کτγℓع dijo...

Por supuesto que existen los buenos y los malos enemigos.

Siguen siendo personas como los amigos y algunos son leales y otros no, algunos tienen altos valores otros no. Algunos son basura otros no.

No pocas veces nuestros mejores enemigos merecen más respeto que la mayoría de los que se dicen nuestros amigos.

Ontobelli کτγℓع dijo...

Saber elegir a nuestros enemigos es una virtud.

No cualquier imbécil puede llamarse tal.

Pelo dijo...

Tengo mis dudas sobre si existen los "mejores" amigos: croe que más bien son tus amigos, o no lo son. Tampoco existen los peores o malos amigos: son tus amigos o no.

Del mismo modo pasa con tus enemigos. Un enemigo nunca merecerá más respeto que un amigo.

Es imposible respetar a un enemigo, admirarlo, o negociar con él: precisamente por eso es tu enemigo. Aunque hay personas medio dramáticas que consideran cualquier enemistad como su enemigo...lo cual me parece exagerado.

Nunca he tenido algún enemigo que no sea yo misma. Pero eso es más complicado y delicado de tratar y explicar.

Y no tengo ganas de discutir sobre ello jajaja.

¡Saludos!

Pelo dijo...

PD. ¿Los enemigos se eligen?

Ontobelli کτγℓع dijo...

No todos los amigos están al mismo nivel. La amistad es cosa de 2 y el hecho de que tu estés dispusta a dar tu amistad al 100% no implica que los demás también. Preparate para sufrir muchos desencantos.

Por lo demás cada quien da lo que puede dar, y durante el tiempo que lo quiere dar. Así es la amistad. Lo tomas o no. Te toman por amigo o no.

Hay enemigos de todo tipo. Y siempre será mejor negociar un acuerdo que estar en guerra permanente. No con todos se puede llegar a acuerdos. Y no todos los respetan.

Cierto hay quien exagera y a todo le llama enemigo.

Los enemigos por supuesto que se eligen. Si tu no consideras enemigo a alquien por más que tu lo seas para él. No es tu enemigo. Para empezar no puede ser enemigo quien no amenaza tu seguridad. Quien no tiene capacidad por más que vocifere nunca será tu enemigo.

Y entre más poderoso sea tu enemigo, más serán los retos que tengas que vencer y más rápido tendras que superarte si quieres sobrevivir.

El rango es muy variado. Desde enemigos comerciales hasta enemigos a muerte.

Yo prefiero elegir a los que me ayudan a superarme.

Alexei Ivanovich dijo...

Yo ya elegí a mi enemigo. Es el más chingón: yo mismo.

Ontobelli کτγℓع dijo...

Ojalá lo destruyas antes de que el lo haga contigo.

Y si... los perfeccionistas tenemos ese problema. Y nos castigamos y no nos perdonamos cuando no logramos lo que queremos.

Pelo dijo...

Creo que a todos nos pasa que somos nuestro mejor enemigo y nuestro peor enemigo.

Ontobelli کτγℓع dijo...

No sé si a todos.

Yo a los tontos los veo muy despreocupados. :D

Creo que el problema se agrava en la gente inteligente.

Caelo Vesperascente dijo...

¿Eres perfeccionista contigo mismo?

Ontobelli کτγℓع dijo...

Para algunas cosas si, y mucho. Odio equivocarme. Aunque ahora soy mucho menos perfeccionista que antes.

Publicar un comentario